EMPRESA

Miajadas, situada al sur de la provincia de Cáceres, entre la sierra de Guadalupe y Montánchez, ve nacer a una familia, que con la herencia del saber de generaciones, comienza lo que hoy es una realidad empresarial. Hace 30 años sólo teníamos la sabiduría de nuestros antepasados, la calma del buen hacer y ya desde entonces, el mejor cerdo ibérico.
Hoy Angel Ortiz García puede ofrecer todo el conocimiento que heredó de padres a hijos y, además, conjugarlo con una moderna planta de elaboración cárnica, donde lo artesanal y tradicional se respeta con las mejores recetas de elaboración, utilizando modernas técnicas de producción y control de calidad.
Miajadas, abriga hoy, a una de la sempresas extremeñas con más futuro y empuje dentro del sector.
A nuestras instalaciones totalmente homologadas acorde con las actuales exigencias comunitarias en materia de control sanitario llegan las carnes que se despiezan para ser tratadas con un preciso y avanzado control de temperatura de forma que se puede mantener intacta la calidad y las propiedades alimenticias de la carne. Este proceso nos permite ofrecer un producto con un nivel de calidad altísimo y uniforme.

Instalaciones de Angel Ortiz García

Todo el conocimiento heredado de padres a hijos y, además, conjugado con una moderna planta de elaboración cárnica.

Tanto en gama EXTRA como en IBÉRICOS podemos ofrecerle un producto de exquisito aroma y sabor: el mejor cerdo ibérico.

Estas carnes de primera calidad junto con especias y condimentos naturales de nuestra tierra extremeña constituyen la materia prima para la elaboración de nuestro amplio surtido de embutidos.
La calidad de nuestros chorizos y lomos chistorras o morcillas está garantizada gracias a un importante implante tecnológico dentro de nuestra factoría.
Tanto en gama EXTRA como en IBÉRICOS Angel Ortiz Carcía puede ofrecerle hoy un producto de exquisito aroma y sabor con una presencia y presentación excelentemente cuidadas y al que por tanto auguramos un éxito comercial allí donde se presente.
Este hecho no nos ha arrastrado a una comercialización masiva e indiscriminada sino a un aumento del cuidado y del cariño hacia nuestras recetas más tradicionales buscando siempre un adecuado equilibrio en la relación CALIDAD-PRECIO-SERVICIO.

Esta empresa presta una especial atención a la responsabilidad de que cada día o en cada pedido nuestro cliente esté tranquilo y pueda esperar sin demoras o deterioros nuestra mercancía; ya que hemos conseguido aumentar considerablemente nuestra base de transporte pudiendo llegar a lo que hoy en día consideramos una estructura logística REAL y CAPAZ.
Por último déjenos mencionarle que en nuestro secadero de jamones encontrará el más preciado de nuestros productos. En sus variedades BLANCO o IBÉRICO podrá seleccionar salazones y curaciones de una calidad que le harán no olvidar nuestro nombre Angel Ortiz Carcía.